Día Nacional de la Esclerosis Múltiple: Conoce sus riesgos

La Esclerosis Múltiple es una enfermedad crónica del sistema nervioso central, que afecta a más de 3.000 individuos en Colombia.

0
35
Esclerosis múltiple
Imagen tomada de Pexels

En el marco del Día Nacional de la Esclerosis Múltiple, que se conmemora el 18 de diciembre, es de vital importancia promover el cuidado de la salud mental de quienes padecen esta enfermedad, ya que esta patología tiene un impacto significativo en el bienestar psicológico de las personas, generando estrés, ansiedad y depresión. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de un 50% de los pacientes con esta condición pueden desarrollar depresión en algún momento de la enfermedad y el 25% pueden tener algún trastorno de ansiedad.

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad crónica del sistema nervioso central (SNC), que incluye el cerebro y la médula espinal, y afecta a más de 2,8 millones de personas en todo el mundo, según la OMS, y a aproximadamente 3.000 individuos en Colombia, de acuerdo con la Asociación Colombiana de Neurología. Esta condición se caracteriza por la destrucción del tejido que rodea y protege las células nerviosas, llamado mielina, el cual actúa como un aislante, permitiendo la transmisión eficiente de las señales eléctricas a lo largo de las fibras nerviosas. En la EM, el sistema inmunológico ataca erróneamente la mielina, provocando la formación de cicatrices (esclerosis) en diversas áreas del SNC.

Los síntomas de la EM aparecen y desaparecen en episodios llamados brotes y pueden ser diferentes en cada persona, sin embargo, comúnmente incluyen: problemas de visión, dificultades en la coordinación y el equilibrio, fatiga, debilidad muscular, dolor no controlado, problemas de memoria y concentración, y trastornos del habla, entre otros. Además, independientemente del manejo que se le dé, el curso de esta enfermedad autoinmune es impredecible.

Al respecto, la doctora María Isabel Zuluaga, especialista en neurología de la IPS Medicarte, resaltó que “las personas diagnosticadas con Esclerosis Múltiple se enfrentan a una enfermedad potencialmente discapacitante y degenerativa, que causa gran incertidumbre sobre el futuro. Muchos pacientes comienzan a deprimirse al no poder ser laboralmente activos y productivos para sus familias, y no poder llevar a cabo sus cuidados de manera independiente”.

De esta forma, la EM puede llevar a sentimientos de pérdida, frustración y desmotivación, afectando la estabilidad psicológica de las personas, e incluso, menguando su voluntad de vivir. Según un reporte de La Sociedad Española de Neurología (SEN), en los últimos 10 años, se ha producido un aumento en la tendencia suicida entre los pacientes con enfermedades neurológicas en Europa: del 3% al 11%; y diversos estudios han constatado que el riesgo de suicidio en pacientes con condiciones como la EM es 2 veces más alto respecto a la población general.

Todo esto subraya la importancia de abordar tanto los aspectos físicos como los emocionales en el manejo de esta patología. “El apoyo psicológico, la educación sobre la enfermedad, y la conexión con grupos de apoyo pueden desempeñar un papel crucial en el proceso de las personas afectadas. Pues, esto no solo alivia la carga anímica, sino que también fortalece la resiliencia de los pacientes frente a la enfermedad, fomentando un enfoque positivo y adaptativo hacia su condición”, aseguró Zuluaga.

Así las cosas, Medicarte, IPS especializada en la atención de pacientes con enfermedades huérfanas y de alto costo, que hace parte de una de las líneas de servicio de Cruz Verde, está comprometida con brindarle apoyo educativo y psicosocial a los pacientes de EM y sus familias; por lo que, desde marzo de este año, inició los “Grupos de Apoyo para familiares y cuidadores de pacientes con Esclerosis Múltiple” en la sede de Medellín, y hasta el momento, han contado con la asistencia de más de 180 pacientes.

De acuerdo con la experta “estos grupos son fundamentales para abordar aspectos clave del impacto de la EM, como la detección y compresión de síntomas invisibles, los efectos adversos de la medicación, y las consecuencias de no adherirse al tratamiento. Además, funcionan como una red de apoyo para que los pacientes tengan las herramientas necesarias para afrontar su padecimiento, y que este no los lleve al consumo de tóxicos, tener ideas suicidas, o diversas conductas de riesgo”.

Así las cosas, Medicarte tiene la intención de continuar implementando iniciativas similares en otras ciudades, para brindar acompañamiento y apoyo a las personas con Esclerosis Múltiple y hacer más llevadero su proceso, en aras de promover su bienestar, mejorar su calidad de vida y reducir el impacto que esta patología tiene en materia psicológica en sus pacientes y entorno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí